La compañía Hewlett-Packard, el mayor fabricante mundial de computadores personales, anotó un beneficio neto de 3.570 millones de dólares en el primer semestre del ejercicio, lo que representa un descenso del 14,8 por ciento respecto del año anterior, según datos que difundió hoy la empresa. La ganancia por acción en ese periodo, que cerró el 30 de abril, fue de 1,46 dólares, comparada con los 1,61 dólares que obtuvo el año anterior, cuando logró un beneficio de 4.190 millones de dólares.
Los ingresos en el semestre fueron de 56.151 millones de dólares, uno por ciento inferiores a los del primer semestre del ejercicio anterior En lo relativo al periodo febrero-abril, correspondiente a su segundo trimestre fiscal, registró un beneficio neto de 1.716 millones de dólares, un 17 por ciento menos que en igual periodo del año anterior.

La ganancia por acción fue de 70 centavos, comparada con los 80 centavos obtenidos un año antes, y si se excluyen cargos extraordinarios seria de 86 centavos, un centavo más de lo que preveían los analistas.

Los ingresos en ese trimestre se situaron en 27.351 millones de dólares, un tres por ciento menos que el año anterior y ligeramente inferiores a lo que se esperaba.

En el mercado americano su facturación trimestral creció un nueve por ciento y llegó a 12.100 millones de dólares, en tanto que en Europa, Oriente Medio y África descendió en conjunto un once por ciento, a 10.600 millones, y en Asia Pacífico bajó el diez por ciento, a 4.700 millones, precisó la compañía en un comunicado de prensa.

Los ingresos en su división de servicios aumentaron un 99 por ciento en el último trimestre respecto del año anterior, a 8.500 millones de dólares, en tanto que en la de servidores bajaron un 28 por ciento.

La facturación en su división de programas informáticos registró un descenso del 15 por ciento; en la de computadoras personales bajó un 19 por ciento, a 8.200 millones de dólares, y en de equipos para la impresión descendió el 23 por ciento, a 5.900 millones, entre otras áreas de negocio.

En su tercer trimestre fiscal (mayo-julio), la empresa prevé que sus ingresos sean similares o incluso un dos por ciento inferiores a los del trimestre anterior y que su ganancia por acción se situé entre los 64 y los 68 centavos.

Para el conjunto del ejercicio prevé un descenso de entre el cuatro por ciento y el cinco por ciento en sus ingresos y que la ganancia por acción se sitúe entre los 3,02 y los 3,16 dólares.

Las acciones de esta empresa, que forma parte del índice Dow Jones de Industriales en la Bolsa de Nueva York, cerraron la sesión, antes de difundir sus resultados, a 36,58 dólares, un 2,38 por ciento más caras que el día anterior