La farmacéutica británica ha cerrado el tercer trimestre del año con un beneficio neto atribuido de 1.340 millones de libras (1.479 millones de euros) ó 26 peniques por acción, frente a los 20 peniques que logró en el mismo periodo de 2008. La cifra mejoras las expectativas de los analistas que esperaban una ganancia de 1.190 millones.