Bear Stearns ha informado de que durante su primer trimestre fiscal, cerrado dos semanas antes de que JPMorgan Chase presentara una oferta para comprar el banco de inversión, ganó 110 millones de dólares, lo que supone un descenso del 79% respecto al mismo periodo del año anterior. El quinto mayor banco de inversión de Estados Unidos detalló hoy a la Comisión del Mercado de Valores estadounidense (SEC) que cerró su primer trimestre fiscal, concluido el 29 de febrero, con un beneficio neto de 110 millones de dólares (86 centavos por acción).