El grupo de alimentación Royal Ahold ha anunciado que su beneficio neto del tercer trimestre superó las previsiones y aumentó un 22% gracias a la bajada de los impuestos.  La compañía dijo también que planea realizar nuevos recortes de costes. El beneficio del tercer trimestre aumentó hasta 238 millones de euros, desde los 195 millones obtenidos en el mismo período de un año antes gracias a los menores impuestos sobre beneficios.