El Banco Europeo de Inversiones (BEI) aumentó sus préstamos a España durante 2008 en un 19,8%, hasta alcanzar los 8.572,7 millones de euros, en un ejercicio marcado por el crecimiento de su actividad para luchar contra la crisis. El BEI anunció hoy sus resultados anuales, en los que destaca la aceleración de la concesión de préstamos, especialmente en el último trimestre de 2008 como respuesta a la crisis financiera y económica. La entidad concedió préstamos en 2008 por un total de 57.000 millones, con un incremento del 21% respecto a 2007, según el informe anual presentado por el presidente del banco, Philippe Maystadt. El BEI destacó que la concesión de créditos a los países de la Unión Europea se aceleró -con el fin impulsar la economía frente a la crisis- en los últimos meses de 2008 y comienzos de 2009, hasta totalizar 31.300 millones de euros ente octubre y febrero pasados, un 38% más que en el mismo período de 2007-08.