La jornada termina en tablas para la renta variable española. El Ibex 35 subió un 0.29% y cerró en los 6.851 puntos. Lo hizo en una jornada en la que el BCE mantuvo en el 1% el precio del dinero – admitiendo que los riesgos sobre la evolución de la inflación están equilibrados- y el Tesoro español colocó un total de 2250 millones de euros en bonos a tres y cinco años. En el mercado de divisas, el euro rebota ligeramente frente al dólar con una prima de riesgo que rebota hasta los 461 puntos básicos.
La bolsa ha suavizado sus ganancias después de las declaraciones de Mario Draghi que, tras mantener tipos de interés en el 1%, ha afirmado que la inflación probablemente se mantendrá por encima del 2% en 2012 con lo que los tipos seguirán la línea de estabilidad de los precios. Además ha sido poco clarificador con respecto a una posible inyección de liquidez de los bancos al tiempo que ha considerado pronto para valorar los efectos de la LTRO a tres años sobre el sector financiero. Miguel Ángel Rodríguez , analista de XTB asegura que “Draghi se desentiende de lo que el mercado estaba esperando que le aportase. Había un rumor en el mercado de que podría hacer algo, bajar tipos o incluso una nueva política e repos a tres o cuatro años para los bancos…pero hemos visto que se ha quedado en la parte dura, incluso hablando de inflación y se ha atenido mucho al mandato de mantener los precios y se ha desligado de la parte del crecimiento”. Este experto cree que podría hacer algo más y se ve que “siguen mandando los alemanes en el BCE”.

La decisión de Draghi se produjo después de que el Tesoro Español consiguiera colocar un total de 2.250 millones de euros en bonos a 3 y 5 años con un interés y una demanda que se han incrementado respecto a la última subasta.

En el plano corporativo, los mayores avances se los llevó Inditex. El valor, uno de los más atractivos a nivel técnico para Renta 4, subió un 2.25% y cerró la sesión en los 69.07 euros. ACS subió un 2.2% - hasta los 13.62 euros – mientras que Ferrovial elevó en más del 1.8% el precio de sus títulos, que mañana comenzarán a cotizar desde los 8.52 euros. 

Casi todos los grandes consiguieron cerrar la sesión en positivo. De hecho, Repsol subió un 0.98% y marcó en los 13.89 euros su último precio. Santander revalorizó un 0.3% sus acciones, en los 4.58 euros con Iberdrola superando el medio punto porcentual de revalorización mientras que BBVA cotizó en terreno negativo. La entidad que preside Francisco González cerró con una penalización del 1.07% que le arrastró hasta los 4.88 euros.

Los mayores números rojos fueron, como viene siendo habitual, para el sector financiero. Banco Popular retrocedió un 2.8% y cerró en los 2.26 euros-. Caixabank cedió un 1.9% - hasta los 2.47 euros- mientras que Banco Sabadell recortó en un 1.7% el precio de sus acciones, que mañana comenzarán desde los 1.68 euros la sesión. Entremedias, ArcelorMittal perdió un 1.9% - hasta los 12.61 euros - y Abengoa retrocedió un 1.6%.