Los riesgos al alza para la estabilidad de los precios se han reducido ligeramente, aunque no han desaparecido, según señaló el regulador europeo en su boletín mensual. El BCE indicó hoy que es probable que las tasas de inflación interanual se mantengan durante algún tiempo "muy por encima" de los niveles compatibles con la estabilidad de precios. En este contexto, el consejo de gobierno del Banco Central Europeo insiste en la importancia crucial de mantener las expectativas de inflación firmemente ancladas en niveles compatibles con su objetivo de estabilidad de precios.
"La estabilidad de precios fomenta una asignación eficiente de los recursos, contiene las primas de riesgo de inflación y los costes de financiación a más largo plazo, y mantiene el poder adquisitivo del euro", indicó el BCE. Desde el organismo que preside Jean Claude Trichet, se volvió a apuntar a la necesidad de evitar que se produzcan efectos de segunda vuelta generalizados en el proceso de fijación de precios y salarios, añadiendo que todas las partes interesadas deben afrontar retos y asumir sus responsabilidades. POLÍTICA FISCAL El instituto emisor europeo, subrayó que en la situación actual de continua incertidumbre económica es esencial que los gobiernos se atengan a las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y garanticen la sostenibilidad de las finanzas públicas. "El mantenimiento de las finanzas públicas saneadas permitirá a los gobiernos dejar que los estabilizadores automáticos funcionen libremente, contribuyendo así a suavizar el ciclo económico y fortalecer la confianza del sector privado", indicó el BCE. POLÍTICAS ESTRUCTURALES Se da especial importancia en el boletín a las medidas encaminadas a fomentar la competitividad y la flexibilidad, así como a moderar el crecimiento de los costes laborales unitarios, dadas las actuales circunstancias económicas. "La moderación del crecimiento de los costes laborales unitarios es primordial para todos los países de la zona euro (...). Asimismo, las reformas de los mercados de trabajo dirigidas a fomentar el empleo y la inversión, y potenciar la capacitación, la innovación y la eficiencia, siguen siendo esenciales para apoyar el crecimiento y las rentas reales a más largo plazo", apuntó el BCE.