La autoridad monetaria ha rebajado sus previsiones de crecimiento de la Zona Euro tanto para este año como para el que viene
El banco capitaneado por Mario Draghi estima ahora que la economía de la región se contraiga un 0,3% en 2012, frente al 0,2% previsto anteriormente; y que crezca un 0,6% en 2013, frente a la mejora del 1% anunciada previamente.

El BCE advierte que “los riesgos en torno a las perspectivas económicas de la Zona Euro siguen siendo bajistas y están relacionados, principalmente, con las tensiones de los mercados financieros de la región y sus posibles consecuencias en la economía real. Asimismo, estos catalizadores negativos también tienen que ver con un posible incremento de los precios de la energía en el medio plazo”.

Por otra parte, la autoridad monetaria añade que “las expectativas de inflación para la región del Euro siguen firmemente ancladas en línea con el mandato del BCE de mantenerse por debajo o cerca del 2% a medio plazo”.

Vea el informe completo, pinchando aquí