Al contrario que en las últimas fechas, el BCE no ha dado ninguna sorpresa a los mercados, manteniendo tipos en el 0,75% y anunciando los detalles de la compra de bonos a vencimientos cortos (de 1 a 3 años) en el mercado secundario de forma ilimitada. Pero estas compras, tan solo se harán si el país con problemas en cuestión pide ayuda al fondo de rescate de la UE de forma expresa, quedando sujeto a estrictas condiciones. Así mismo, ha puntualizado que esta compra se realizará de forma totalmente esterilizada, siguiendo así con su objetivo fundamental, la estabilidad de precios.

Por tanto nos preguntamos: ¿está la luz al final del túnel cada vez más cerca? Lo cierto es que se está empezando a contar la verdad aunque algunos se resistan a llamar a las cosas por su nombre (banco malo o rescate). El BCE ha puesto las cartas sobre la mesa a la espera de que España mueva ficha. De hecho, Mario Draghi se ha referido de forma expresa a las dos posibilidades, rescate total y rescate precautorio. Seguramente en el caso español la segunda forma sea la más acertada, ya que es un rescate parcial. Sería una medida de apoyo para evitar una crisis más grave en la que nos podemos ver inmersos si no logramos disminuir el coste de nuestra deuda y con ello no podamos hacer frente a nuestros vencimientos. Decirles que con el simple anuncio de esta medida incondicional de política monetaria, ya se ha disminuido el coste de la deuda desde el 7% a por debajo incluso del 6% y la prima de riesgo se ha recortado hasta los 432 puntos. Este rescate se instrumentalizaría a través de una línea de crédito, siendo un apoyo temporal. Lo cierto es que combinado con la compra de bonos por parte del BCE, anunciada hoy, nos daría un cierto margen para poder tomar las medidas estructurales que nuestro país necesita. Aunque no todo es idílico, ya que si por cualquier circunstancia se incumplen las condiciones impuestas por Europa, el apoyo por parte del BCE sería retirado y la presión sobre nuestro país volvería a golpear de nuevo y quizás con más fuerza.

España ya ha tomado duras medidas fiscales como por ejemplo, la subida del IVA que poco van a ayudar a la deteriorada demanda interna. Nuestra baza, en estos momentos está en ser más competitivos y poder compensar las leves cifras del consumo interno con un aumento de las importaciones. Desde Aspain 11 Asesores Financieros EAFI creemos que la demanda interna debe ser reforzada con medidas que mejoren el mercado laboral y reactiven el crédito. Una reflexión que podemos hacer es que ya hemos vivido tres reformas financieras, ¿por qué no centrarnos en reformas estructuras de empleo y tejido empresarial que es el verdadero motor de la economía? Con ello conseguiríamos crear riqueza real, ya que los agentes económicos percibirían rentas con las que poder consumir, invertir y desarrollar su actividad.

Así mismo, destacar la restructuración que se está llevando a cabo en nuestro sistema financiero tan bancarizado. Positiva a nivel de eficiencia pero negativa a nivel de destrucción de empleo. Ciertamente la misma es nuclear, para que el crédito pueda volver a surgir en la economía española. Tenemos que reinventarnos, buscar nuevas fórmulas, y siempre teniendo muy presente que el negocio central del banco es prestar y tomar prestado.

Como ya veníamos avisando desde hace meses desde Aspain 11 Asesores Financieros EAFI la creación del banco malo (o Sociedad de Gestión de Activos, SGA) que a nuestro entender es totalmente necesario, por fin ha tomado forma con la tercera reforma financiera (RD 24/2012 de reestructuración y resolución de entidades de crédito) recogiendo así las exigencias del MoU (Memorándum de entendimiento) del rescate bancario. Opinamos que es la mejor manera de canalizar el rescate bancario de una forma ordenada así como de descargar el balance de las entidades de activos tóxicos como suelo o crédito promotor y dar salida a los inmuebles de los balances de las entidades. En nuestros anteriores informes apuntábamos una manera de dar ingresos recurrentes a este banco malo a través de alquiler con opción de compra. El error que vemos que ha cometido el ejecutivo con su tercera reforma del sistema financiero es darle un plazo a este banco malo de tan sólo 15 años, ya que vemos que probablemente será insuficiente para dar salida a todos los inmuebles y sobre todo al suelo. Con ello esta sociedad tendría ingresos por alquiler desde un primer momento, sin tener que esperar cierto tiempo para percibir las plusvalías por la venta de los activos. El banco malo se va a financiar con capital público (inferior del 50%), capital privado y deuda emitida por la propia entidad que podrá ser presentada como aval ante el BCE para solicitar liquidez, por tanto, debe ser competitivo y solvente, sino no será atractivo para los particulares.

Otra problemática a tratar es la falta de financiación y déficit de las CCAA. Éstas acuden en ayuda de “papa Estado”, y más concretamente al Fondo de Liquidez Autonómico creado por el gobierno español recientemente para prestar dinero a las CCAA. Curiosamente Europa rescatará seguramente a España, y España a las CCAA. Con lo que esta ayuda estará sujeta a condiciones macroeconómicas para poder ajustar el déficit autonómico y corregir ineficiencias. Lo cierto es que comunidades como Cataluña, Valencia, Murcia ya han apuntado su necesidad de financiación. De hecho, las CCAA este año tienen que hacer frente a 18.000 millones de euros en vencimientos de deuda, y algunas de ellas ya han comentado que no podrán hacer frente a los mismos si no perciben financiación. No miremos a otro lado y reconozcamos que las CCAA están quebradas. Desde Aspain 11 Asesores Financieros EAFI creemos que el Estado de las Autonomías debe ser revisado de forma pormenorizada. Nosotros no somos ni mucho menos analistas ni asesores políticos, somos financieros, pero en términos de economía vemos insostenible la duplicidad que hoy en día existe en la Administración. Los políticos ya han tomado medidas fiscales contractivas vía ingresos, ahora toca hacerlo aún más vía gasto, y la mejor forma es acabar y reformar la concepción de las autonomías, diputaciones y ayuntamientos, así como la privatización o eliminación de ciertas empresas públicas que son innecesarias desde el punto de visto operativo ya que cumplen funciones que realmente corresponden al funcionariado o empleados de la Administración.

Con estas pinceladas de la situación económica española actual podemos hacernos una idea de los esfuerzos y reformas necesarias pero ello conlleva costes que deben ser evaluados. El rescate parcial nos ayudaría a descender nuestra necesidad de financiación en los mercados (el BCE compraría deuda en el mercado secundario y el fondo de rescate podría hacer lo propio en el primario) y si lo hacemos sería a costes mucho más bajos con lo que tendríamos cierto margen para llevar a cabo los pasos necesarios para implantar las medidas de calado necesarias, pero ¿se podrán hacer todas estas reformas sin caer en el agravamiento de la crisis? La economía española está en recesión, los datos de paro están disparados (tasa de paro 24,3% y la juvenil 52% en julio), la demanda interna está cada vez más deteriorada, la mortalidad empresarial es creciente; pero paremos un segundo y seamos conscientes que esta espiral debe ser rota de alguna forma, sino tan solo estamos agonizando y dejando pasar un tren que tenemos la posibilidad de coger en estos momentos. Aunque debemos de ser conscientes que no todo vale, y que los condicionantes estrictos a los que aludía Draghi, ya se están llevando a cabo. Cuidado, un esfuerzo mayor a nuestra economía podría ser un camino de no retorno, esperemos que Merkel en la pasada Cumbre bilateral España-Alemania no haya podido “sugerir” una hoja de ruta a la tudesca. Aunque nos gustaría comentar que es la primera vez que Alemania y BCE no están en la misma línea, ya que el presidente del Bundesbank ha rechazado el programa de compra de deuda presentado (OMT) por Mario Draghi.

Decirles que podríamos estar viviendo un suelo de mercado, aunque nos gustaría ser cautos ya que los datos macroeconómicos no parecen acompañar al optimismo de las bolsas. Somos conscientes que quizá está recogiendo la posible mejora de la situación ya que la carretera que seguir “tiene cada vez menos niebla”. No hay que olvidar que el tema heleno aún no está cerrado y que una posible salida del país de la Unión puede ser real. Permaneceremos pendientes al devenir de los acontecimientos ya que el próximo día 12 el Tribunal Constitucional de Alemania se pronunciará sobre las demandas presentadas contra el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), además ese mismo día se celebran elecciones en Holanda, país contrario a la compra de deuda soberana por parte de los fondos de rescate. Así mismo, los días 14 y 15 de septiembre está previsto que se reúnan de los Ministros de Finanzas del Eurogrupo en la que se podría poner sobre la mesa los detalles de un posible rescate al Estado español. Durante este mes el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, detallará los planes para la creación de la unión bancaria. Los próximos meses, por tanto, serán claves para el devenir del euro y de la Unión.


Por ello todo ello, desde Aspain 11 Asesores Financieros EAFI seguimos recomendando estrategias neutrales a mercado, aunque no descartamos entradas progresivas en renta variable controlando los niveles de los principales índices bursátiles y permaneciendo cautos ante la entrada en el balance de las entidades financieras ya que el proceso de restructuración bancaria es arduo y aún queda mucho por cerrar, prueba de ello es que ya vamos por la tercera reforma financiera y aún no estamos viendo síntomas de mejoría real en sus cuentas.