El Banco Central Europeo ha decidido mantener el precio del euro en mínimos históricos del 0,75%. Sin sorpresas, el organismo ha preferido dejar los tipos de interés en los niveles en los que está desde julio.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) a anunciado el mantenimiento de los tipos de interés en el 0,75%, nivel mínimo de su historia y en el cual se ubican desde julio de 2012. (Ver: El BCE reduce el tamaño de su balance y el euro se dispara)

¿Bajará el BCE tipos en próximas reuniones? Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, cree que “no es muy probable la bajada de tipos en el segundo trimestre. A finales de diciembre, los mercados tenían muy descontado que el BCE bajaría tipos en el primer trimestre. En la reunión de enero no se bajaron, con lo que el mercado perdió interés en esta caída. Es muy difícil ver una bajada en el precio del dinero en el mes de marzo, y tendríamos que ver un empeoramiento de los mercados en las próximas semana o bien una subida muy importante del euro, que pudiera motivar una bajada de tipos para tener el dinero más barato. Hay dos posturas: la alemana y la de Francia, posiciones antagónicas que sugieren que Draghi no tomará posición clara sobre ninguna. Por defecto, tal como están las cosas, no cabría esperar una bajada de tipos”.

Javier Flores, responsable del servicio de estudios financieros de ASINVER, considera que la labor del BCE tiene dos lecturas: "De un lado política en clave europea y estrictamente del mandado del BCE, que es controlar la inflación. En los últimos tiempos ese mandato ha virado hacia la estabilidad financiera en la Eurozona. El BCE no va a entrar en una guerra de divisas y cuando ha intervenido en el mercado fue porque el continuo debilitamiento del euro ponía en riesgo la inflación importada. Adicionalmente, el euro no está caro. Si lo deflactamos y aplicamos la inflación no está en un nivel preocupante para el BCE".

Recordemos que desde que Mario Draghi anunciara en septiembre la posibilidad de que el BCE comprara deuda soberana de plazos hasta 3 años para rebajar las primas de riesgo más altas de la Eurozona, la percepción del riesgo de quiebra de países como España e Italia ha experimentado una rebaja considerable. Por ejemplo, esta medida, combinada con la rebaja de los tipos al 0,75%, ha provocado una caída del CDS a 5 años desde los 650 puntos básicos, máximos en los que cotizaba en julio, a los 290 actuales. Además, la probabilidad de default se ha contraído del 43% que estaba en máximos en julio del año pasado, al 19% actual. Todo ello sin materializase estas compras de deuda.

EVOLUCIÓN CDS A 5 AÑOS Y LA PRIMA DE RIESGO ESPAÑOLES DESDE 2007:


Fuente: Bloomberg