El Banco Central Europeo (BCE) no compró deuda pública de la zona euro la semana pasada, por novena semana consecutiva, y mañana retirará liquidez para evitar que suba la inflación.

El BCE  informó hoy de que quiere absorber mañana durante una semana 75.000 millones de euros, cantidad que corresponde a la deuda adquirida hasta ahora.

Hace dos semanas vencieron definitivamente bonos por valor de 1.227 millones de euros.

El BCE ofrecerá a los bancos una tasa de interés máxima del 1,25 % por el efectivo.

El banco europeo ha advertido de las catastróficas consecuencias que tendría prolongar el vencimiento de la deuda de Grecia u otras formas de reestructuración ya que la entidad no aceptaría esos bonos como garantía en sus operaciones de refinanciación.