La compra de cédulas hipotecarias por parte del Banco Central Europeo se eleva ya a 5.555 millones de euros, según los datos facilitado por la entidad. El programa está previsto que alcance los 60.000 millones de euros.