El Banco Central Europeo (BCE) anunció hoy una nueva subasta rápida, llamada de ajuste fino, para inyectar liquidez a un día, sin publicar el volumen máximo de adjudicación y a un tipo de interés mínimo del 4,25%. El hecho de que la subasta no tenga volumen previsto podría significar, según los expertos, que el BCE podría estar dispuesto a cubrir gran parte o la totalidad de las necesidades de financiación de los bancos.La entidad monetaria europea ha respondido con inyecciones extraordinarias de efectivo al aumento de los tipos de interés a corto plazo en el mercado interbancario que ha desencadenado el recrudecimiento de la crisis financiera tras la quiebra de Lehman Brothers y la fuerte caída de las bolsas de todo el mundo.
El banco europeo inyectó ayer en el mercado 30.000 millones de euros a un tipo de interés mínimo (marginal) del 4,30% y con un vencimiento a un día. El BCE informó de que "observa muy de cerca las condiciones en el mercado de dinero del euro" y está preparado para contribuir a su funcionamiento ordenado.