El petróleo ha subido casi un 3%, a un nuevo récord próximo a los 146 dólares por barril, por las preocupaciones sobre posibles amenazas para los suministros de Irán y Nigeria. El crudo estadounidense alcanzó 145,98 dólares por barril, tras superar el anterior récord de 145,85.