El petróleo caía más de 2 dólares el viernes, hacia los 77 dólares el barril, recortando ganancias iniciales tras un dato de empleo peor a lo esperado en Estados Unidos para octubre, que sacudió a los mercados financieros.