Lo peor de la ralentización económica en Reino Unido podría estar acabando, pero la recuperación será un proceso largo e incierto, dijo el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, en una entrevista publicada el viernes. "Estamos empezando a ver signos de estabilización", dijo King citado por Southern Daily Echo, un periódico regional británico. "Las rápidas caídas de los últimos seis meses podrían estar terminando", añadió. King indicó que no hay una respuesta fácil a la crisis y que la recuperación llevará más tiempo que la caída. "Pero desde luego que lo superaremos. Volveremos (...) a un ciclo económico ordinario", dijo.