Banco de Valencia ha obtenido un beneficio neto de 70,1 millones de euros en el primer semestre de 2007, lo que supone una mejora del 19 por ciento frente al mismo periodo del ejercicio anterior. El margen de intermediación se ha disparado un 35 por ciento, hasta 164,3 millones, mientras que el ordinario ha aumentado un 26,8 por ciento. El margen de explotación se ha incrementado en un 32,8 por ciento, frente al primer semestre de 2006. Las acciones del Banco de Valencia se dejan un 0,25 por ciento a las 14:41 horas y se colocan a 40,60 euros.