De acuerdo con las previsiones de las firmas de inversión del mercado primario de deuda pública británica, el Banco de Inglaterra decidirá mañana dar por finalizado su millonario programa de compra de deuda pública, al apreciar signos de recuperación económica, y después de haber invertido 125.000 millones de libras de los 150.000 millones autorizados por el Tesoro el pasado mes de marzo.