El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) decidió hoy mantener los tipos de interés estables en el 0,5%, el nivel más bajo en la historia de la institución, así como su programa de compra de activos por importe de 200.000 millones de libras (221.000 millones de euros) mediante la emisión de reservas.
"El Comité juzgó oportuno mantener los tipos de interés en el 0,5% y su programa de compras de activos financiado mediante la emisión de reservas por importe de 200.000 millones de libras", señaló la institución en un comunicado en el que destaca que ambas medidas aportarán un "sustancial estímulo monetario" a la economía.

Reino Unido logró salir en el cuarto trimestre del año de su peor recesión en 50 años al registrar un repunte del PIB del 0,1% respecto al trimestre anterior, que, sin embargo, quedó muy por debajo de las previsiones del mercado que apuntaban a un crecimiento del 0,4%, mientras que el dato interanual reflejó una contracción del 3,2%.

Sin embargo, los precios registraron en diciembre un alza muy por encima del objetivo marcado por el instituto emisor al situarse en el 2,9%, lo que el Banco de Inglaterra achacó al efecto de los mayores precios del petróleo y a los cambios en el IVA.