El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) decidió hoy mantener los tipos de interés estables en el 0,5%, el nivel más bajo en la historia de la institución, y continuar con su programa de compra de activos por importe de 175.000 millones de libras (205.286 millones de euros).
De este modo, la entidad presidida por Mervyn King mantiene por séptimo mes consecutivo los tipos de interés en su mínimo histórico a la vez que mantiene su apuesta por medidas de alivio cuantitativo mediante las que realiza compras de activos a través de la emisión de reservas.

En este sentido, el Comité prevé que dicho programa requerirá otro mes para ser completado y afirmó que el volumen del mismo continúa bajo observación.

La economía británica registró en el segundo trimestre del año un retroceso de seis décimas, lo que supone una contracción inferior en una décima a lo previsto anteriormente.