El Banco de China (BOC) no podrá llevar a cabo sus planes de comprar el 20 por ciento de la compañía financiera francesa Edmond De Rothschild, después de llegar a la fecha límite para hacer efectivo el acuerdo sin que las autoridades chinas diesen su aprobación, informó hoy la prensa del país. El acuerdo, por el que el Banco de China iba a invertir 236 millones de euros (317 millones de dólares) en la entidad europea, "expiró y quedó invalidado automáticamente", explicó el portavoz del BOC, Wang Zhaowen. Según recoge hoy el diario "South China Morning Post", la Compagnie Financière Edmond de Rothschild no extenderá más el plazo, de manera que ese plan de inversión en concreto queda suspendido definitivamente, aunque Wang dijo que ambas entidades seguirán intentando cooperar en banca privada y otras áreas de negocio.