Todo apuntaba a que ésta iba a ser una sesión fácil, pero los indicadores se han vuelto en la apertura y han entrado en terreno negativo luego que se haya conocido que el desempleo ha aumentado. El Dow Jones caminaba por los 11.750 puntos tras caer un 0,04%, el Nasdaq cedía un 0,10% y el S&P 500 un 0,04%. En el mercado de divisas el euro se fortalecía hasta los 1,32 dólares y, en el de materias primas, el barril de petróleo cotiza a 91,62 dólares.

Con la calma asentada en Europa, Wall Street lo tenía todo para abrir en verde, pero algo le obstaculizó el paso: la tasa de desempleo semanal, que aumentó sorpresivamente hasta su nivel más alto desde octubre. En total 445.000 estadounidenses pidieron el subsidio por paro, frente a los 405.000 que esperaba el mercado.

En cambio, el déficit comercial se redujo un 0,3% en noviembre hasta los 38.300 millones de dólares.

Por otra parte, los precios al productor subieron un 1,1% en diciembre, más de lo esperado por el mercado.

En el apartado empresarial…
AIG
ha anunciado su programa de recapitalización para devolver al Tesoro Estadounidenses la inyección de liquidez recibida en 2008. Para ello, la aseguradora emitirá a partir de mañana y a modo de dividendo, 75 millones de garantías que darán derecho a los accionistas a comprar acciones adicionales por 45 dólares cada una. AIG sube hoy un 2%.

La española Gamesa ha sido seleccionada para suministrar aerogeneradores para el parque eólico que el grupo Western Wind Energy Corporation construirá en Arizona. Si bien, Gamesa es de los pocos valores que hoy permanecen en la zona roja del Ibex 35, cede un 1,03%, mientras que Western Wind Energy sube un 2,37% en la bolsa de Canadá.

Las dudas regresan a la banca estadounidense. Bank of America cede un 0,57%, Wells Fargo un 0,41%. Se salvan Goldman Sachs ( 0,12%) y JP Morgan (0,27%).