Eiffage Ibérica ha tomado el 51% del capital social de la portuguesa JJ Tomé, especializada en instalaciones eléctricas, y el mismo porcentaje de la también lusa TGA, constructora de obra pública, informó hoy la filial española de la constructora gala sin facilitar el importe de las transacciones. Las compras se enmarcan en su estrategia de potenciar su presencia en la Península Ibérica, donde prevé alcanzar una facturación de 600 millones de euros. La compañía, de la que Sacyr Vallehermoso es primer accionista con un 33,2% de su capital social, cierra estas compras mientras, según anunció, ultima la adquisición de otras cuatro sociedades en España.