Los nuevos pedidos recibidos en las fábricas estadounidenses cayeron en marzo a su tasa más fuerte en 3 años.
 
Los nuevos pedidos recibidos en las fábricas estadounidenses cayeron en marzo a su tasa más fuerte en tres años, al desplomarse la demanda por equipos para el transporte y varios otros productos, mostró el miércoles un informe del Gobierno.

El Departamento de Comercio dijo que los pedidos de bienes manufacturados cayeron un 1,5% en marzo, tras haber subido un revisado 1,1%  en febrero.