La productividad en Estados Unidos cayó un 0,4%% en el cuarto trimestre, según los datos revisados hechos públicos hoy.  Además, los datos de los costes laborales también fueron peor de lo esperado, y se incrementaron un 5,7%.