El paro semanal estadounidense registra la mayor caída desde hace dos años y medio.
La caída de las peticiones de subsidio por desempleo semanal se redujeron en 19.000 la semana pasada y quedaron en 366.000, la cifra más baja desde mayo de 2008, informó hoy el Departamento de Trabajo.

Esta cifra ha quedado muy por debajo de las previsiones que apuntaban a las 390.000 solicitudes. Los reclamos continuados bajaron hasta los 3.603.000 hasta el 3 de diciembre.