La economía estadounidense sigue creando empleo por encima de las previsiones. Según los datos publicados hoy por el Departamento de Trabajo, en febrero se crearon 227.000 puestos de trabajo, más de lo esperado, y también se han revisado fuertemente al alza las contrataciones de los meses anteriores.

La tasa de desempleo, por su parte, se mantuvo sin cambios en el 8,3%, casi en mínimos de los últimos tres años. La creación de empleo de los últimos seis meses (1,2 millones de trabajos) es la mejor racha que vive el país desde 2006.

Destaca asimismo la revisión de los dos meses anteriores: en enero se crearon 284.000 empleos, 43.000 empleos más de lo publicado anteriormente, y en diciembre finalmente hubo 223.000 trabajadores nuevos, frente a los 203.000 anteriores. En total, en estos dos meses se crearon 61.000 empleos más de lo publicado.