El grupo energético portugués EDP, propietario de la eléctrica española HC Energía, estudia la posibilidad de sacar a bolsa parte de su filial de energías renovables Neo Energía, pero nunca antes de 2008, según Dionisio Fernández, consejero delegado de Neo. Hasta ahora EDP ha financiado su crecimiento en el área de renovables recurriendo al endeudamiento, por lo que la eventual salida a bolsa de Neo le proporcionaría recursos adicionales sin aumentar su deuda, una estrategia por la que ya ha apostado Iberdrola.