El vicepresidente del grupo Électricité de France (EDF), Bruno Lescoeur, ha condicionado  la entrada de su compañía en el mercado español al desarrollo de la energía nuclear en España. En su participación en el IV Foro Euromediterráneo de Energía que se celebra en Barcelona, Lescoeur ha recordado que EDF entra en nuevos mercados a partir de acuerdos de cooperación nuclear con alguna compañía energética del país, tal como ha sucedido en Italia mediante el pacto suscrito con Enel el pasado mes de febrero, que permitirá la construcción de cuatro reactores nucleares de tercera generación en ese país por parte de EDF.
Así, el interés de EDF en España depende del impulso de las compañías energéticas españolas al desarrollo de nuevas centrales nucleares en España.

El directivo de EDF ha instando a España a buscar nuevas fórmulas que permitan solucionar la alta dependencia que tiene en combustibles fósiles.

Asimismo, Lescoeur ha apuntado que pese a que EDF ha reducido su presencia en el Mediterráneo, con la excepción de Italia, para centrarse en nuevos mercados, como los países del norte de Europa, su compañía sigue apostando por el alto potencial energético de la región.

Respecto a los efectos de la crisis en el Mediterráneo, ha indicado que el consumo energético de los países de la orilla sur ha crecido menos que en los del norte, lo que, a su parecer, puede reducir en esa región el impacto de la falta de inversiones por la crisis económica.

Por otra parte, el directivo de EDF ha señalado que los retos de futuro en materia energética pasan por garantizar la seguridad de producción y suministro, así como por reducir los efectos dañinos sobre el clima e impulsar el desarrollo económico del sector.

En este sentido, ha subrayado la necesidad de impulsar políticas públicas adecuadas junto a un nuevo marco de acuerdos de cooperación internacional que permitan abordar los nuevos retos energéticos.

Sin embargo, Lescoeur ha alertado de las excesivas dependencias e interrelaciones en suministro energético entre los distintos países.

Por ejemplo, ha señalado el caso de Argelia, que sufrió los efectos del cierre de suministro de gas ruso a los países de Europa del Este a principios de año, lo que demuestra la alta vulnerabilidad entre países.

En materia nuclear, ha valorado muy positivamente los acuerdos de cooperación entre distintas compañías energéticas en proyectos de energía nuclear, como en el caso de EDF y Enel, así como en el acuerdo suscrito entre Iberdrola y GDF Suez el pasado mes de febrero para optar a la construcción de centrales nucleares en el Reino Unido.