Los consejos de administración de Ebro Puleva y Lactalis han llegado a un principio de acuerdo para la venta del negocio lácteo del grupo Ebro Puleva. Una división por la que recibirá 630 millones de euros y cuya operación se estará cerrando durante las próximas cuatro semanas. Será entonces cuando quede a disposición de las autoridades de competencia.

Tras este principio de acuerdo, en las próximas cuatro semanas se realizarán las auditorías de los estados financieros del negocio lácteo de Ebro Puleva y se redactarán los definitivos contratos de compraventa sobre la base de los términos inicialmente acordados. Una vez concluido este período, la operación quedará sujeta a la aprobación de las autoridades de la competencia.

La incorporación de Ebro Puleva al Grupo Lactalis "consolida la presencia de esta importante compañía en España, con una facturación global que superará los 1.200 millones de euros en nuestro país", reconoce la compañía.  al mismo tiempo que le augura  un extraordinario potencial de desarrollo al pasar a formar parte del tercer jugador mundial en el sector lácteo.

Desde la perspectiva del Grupo Ebro Puleva, esta transacción supone un nuevo avance en la concentración de sus esfuerzos y recursos en el desarrollo de sus actividades internacionales en el segmento meal solutions y el comienzo de un nuevo Plan Estratégico que llegará hasta el año 2012.