Ebro Foods registró un beneficio neto de 388 millones de euros en 2010, lo que representa un incremento del 120% respecto al ejercicio anterior.
Estos datos son preliminares, pendientes de la conclusión de las auditorías y de ajustes finales.

El grupo se vanagloria de estos resultados y detalla que el resultado bruto de explotación (Ebitda) crecerá un 11%, hasta 271 millones de euros.

Ebro Foods avanza un 0,72% hasta los 15,43 euros.