La inmobiliaria Don Piso anunció hoy un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a sus 120 sucursales propias y que podría suponer una reducción de plantilla de más de 350 trabajadores, según confirmaron a Europa Press fuentes de la compañía. Responsables de Don Piso comunicaron hoy a la plantilla fija que trabaja en sus 120 oficinas, la mayoría ubicadas en Catalunya, la intención de la empresa de llevar a cabo un ERE para eliminar las sucursales propias y centrar el modelo de empresa en las franquicias. Don Piso, que cuenta con 140 oficinas franquiciadas, 120 propias y que emplea a 430 personas, pasó a ser propiedad de Habitat en diciembre de 2006, cuando este grupo adquirió Ferrovial Inmobiliaria.