El dólar subía frente al euro y descendía frente al yen el lunes por la mañana a medida que disminuían las expectativas en los mercados de que se produzca algún progreso significativo en la próxima reunión del Grupo de los 20.  El panorama más sombrío se produce en momentos en que las fabricantes de vehículos de Estados Unidos parecen hallarse al borde de la bancarrota y persisten los temores frente a la situación del sector bancario.
El euro cayó a un mínimo de más de una semana de 1,3158 dólares y a un mínimo de dos semanas de 126,43 yenes, mientras que el dólar llegó a descender a 95,96 yenes durante la noche, también un mínimo de una semana.