El dólar se fortalecía el miércoles por la mañana, en una sesión en la que logró tocar máximos para el día frente al euro y al yen. La moneda, que ya había experimentado una racha alcista durante la noche, recibió un impulso luego de la publicación en Estados Unidos de un informe trimestral sobre la productividad. Los avances del dólar comenzaron el martes por la tarde después de que otro funcionario de la Reserva Federal advirtiera sobre los riesgos de la inflación. Thomas Hoenig, presidente de la Fed de Kansas City, incluso sugirió la posible necesidad de elevar las tasas de interés para combatir esos riesgos. El miércoles por la mañana, el Departamento de Trabajo informó que la productividad en el sector no agrícola creció a una tasa anualizada del 2,2% en el primer trimestre, tras ascender un 1,8% en el cuarto trimestre. El repunte, que se debió en parte a un importante incremento en la productividad manufacturera, sugiere que las empresas estadounidenses se están ajustando con rapidez a la desaceleración económica mediante la eliminación de empleos y la reducción de horas de trabajo. Durante el período, los costos laborales por unidad crecieron a su menor ritmo anual en cuatro años. Hace algunos minutos, el euro se negociaba en 1,5409 dólares frente a los 1,5527 dólares del martes por la tarde, mientras que el dólar cambiaba de manos a 105,54 yenes en relación con los 104,79 yenes. El euro se ubicaba en Y162,62 respecto a los Y162,64, según EBS, y la libra esterlina se cotizaba a US$1,9537 frente a los US$1,9727 del martes.