El dólar subía el viernes frente al yen pero perdía terreno frente al euro y más claramente frente a divisas de alta rentabilidad, en la medida en que un dato de empleo en EEUU mejor del esperado apunta a una recuperación mundial de la economía. El euro avanzaba ligeramente frente al dólar, pero los persistentes temores sobre la situación fiscal de Grecia mantuvieron contenida a la divisa común. El euro cotizaba a 1,3615 dólares.