Podríamos dedicar toda una oda a los dividendos del Ibex 35, pues varias compañías en los últimos meses nos han sorprendido cancelando o suspendiendo su retribución al accionista y, de otras cuantas se duda que puedan mantenerla, al menos tan elevada como hasta ahora. La inversión por dividendos no deja de ser una opción dentro de nuestro selectivo pero, en algunos casos, sí deja de ser tan segura y deseable. Si usted es un inversor a la caza de dividendos le indicamos cuáles son las acciones en las que podemos seguir confiando por su retribución y de cuáles hay que abstenerse.

Si está pensando en invertir por dividendo tiene que tener claro que el objetivo de la inversión sería comprar y mantener (buy and hold), sin tener en cuenta las ganancias que se puedan obtener de la evolución del valor en el mercado en el corto y medio plazo, algo que suena atractivo teniendo en cuenta la alta incertidumbre de las cotizaciones. Sin embargo, el recibir un jugoso dividendo, como era tradicional hasta ahora, no es tan seguro como en el pasado.

Pero esto es la bolsa. Lo seguro no siempre va de la mano de lo atractivo y rentable. Así pues, como dice Jorge del Canto, analista independiente, “la previsión del descenso de los beneficios en algunas empresas, junto con el anuncio de la cancelación del dividendo en algún caso y la reducción del dividendo en otros, podría resultar disuasoria del atractivo de la rentabilidad por dividendo del Ibex 35 en otro nivel de precios, pero con la cotización del índice en los niveles actuales, una inversión a largo plazo referenciada al Ibex 35 presenta un estupendo potencial de revalorización para el dinero que no vamos a necesitar a 2 ó 3 años”. De hecho, el experto opina que se debe dar por hecho que “la rentabilidad del Ibex 35 por dividendo se mantendrá en niveles próximos al 4%”.

Con 'la mosca detrás de la oreja' por los dividendos de…
Hemos visto como grandes insignias de los dividendos –véase Telefónica- se desmoronaban, mientras que los bancos, compañías más afectadas por la crisis económica española, los mantienen. Eso sí, los expertos se huelen que no podrá ser por mucho tiempo, ni si quiera, los grandes bancos. Del Canto cree que “en los próximos meses veremos la desaparición del dividendo en la mayoría de las entidades financieras, como consecuencia de los compromisos que deberán adquirir para intentar devolver las mil millonarias ayudas que recibirán; y la que no lo elimine lo reducirá drásticamente”.

Y, si bien los grandes bancos, BBVA y Santander, parece que no tendrán problemas para afrontar las exigencias de solvencia impuestas por el gobierno nacional y Bruselas, el mantenimiento de su dividendo no es algo por lo que muchos expertos pongan la mano en el fuego. En este sentido, a la pregunta de si Santander y BBVA tocarán sus retribuciones accionariales, Álvaro Blasco, director de ATL Capital, comenta que “ambos bancos están vendiendo activos para ajustarse a la normativa actual. Pero cada vez quedan menos activos que vender. Y, ¿después? Si mejoran los precios de la deuda española tendrán un buen balón de oxígeno y, aunque creo que sí pueden reducir algo el dividendo, los dos lucharán al máximo para mantenerlo”. Además, Soledad Pellón, estratega de mercados de IG Markets, recuerda que “gran parte de los clientes de Banco Santander son también accionistas, por lo que, el hecho de bajar el dividendo en el Santander puede hacer que los inversores salgan del banco e incluso sus propios clientes, con lo que tocarlo a la baja puede llegar a ser muy perjudicial”.

Fuera del sector financiero, otros valores susceptibles de modificar negativamente su dividendo son constructoras y energéticas, la razón es mayúscula: ALTO ENDEUDAMIENTO. “Tanto si su actividad e ingresos se generan en nuestro país o proviene del exterior, creo que veremos reducidas las distribuciones de empresas con alto nivel de endeudamiento, como ACS –que ya canceló su dividendo de febrero- o Iberdrola y Endesa –afectadas por la reforma energética, el coste del déficit de tarifa y la retirada de subvenciones-“, dice Del Canto.

Los dividendos más sostenibles del Ibex 35
Con el difícil panorama de la economía española, no son muchas las empresas cotizadas en el Ibex 35 que puedan asegurar un dividendo sostenible. No obstante, Jorge del Canto, cree que podremos contar con el mantenimiento del dividendo en las empresas en niveles bajos (comparativamente con el resto) de endeudamiento, “especialmente en los casos en que los ingresos además vengan en buena parte por el negocio exterior. En esta línea incluso no sería descartable que alguna empresa, que a la vez presenten un bajo nivel de deuda y escasa exposición al mercado interior, pueda incrementar el volumen de las reservas a distribuir entre los accionistas (Indra sería un posible candidato a esta situación excepcional)”.

En ATL Capital opinan que pocas son las compañías del Ibex 35 que podrán mantener los actuales niveles de dividendos, “y las que es más seguro que lo mantengan no ofrecen porcentajes muy elevados si los comparamos con los grandes del selectivo”. Entre las apuestas por dividendo más seguras destacan Abertis, Inditex y Técnicas Reunidas. (Puede consultar todos los dividendos de las compañías del Ibex 35 en el archivo abajo adjunto)

‘Script dividend’, una opción que gana presencia
Una opción que podría evitar la reducción del dividendo por parte de algunas empresas es el ‘script dividend’, o pago en acciones, que sustituye al pago efectivo. Este dividendo se traduce en un pago en acciones, emitidas especialmente para la ocasión. Una fórmula que, si bien aparenta un resultado financiero igual al pago en dinero, diluye la participación del accionista en la compañía en la misma proporción que el pago realizado, aunque el accionista que opta por esta vía se ahorra las retenciones fiscales. “Creo que esta moda se extenderá en el futuro, especialmente en aquellas empresas que quieran tener un alto ratio de endeudamiento sobre beneficios y quieran mantener el pago del dividendo y que, en los casos en que se dé a elegir al accionista, debe ser rechazada primando el pago en metálico”, dice Del Canto.

Ibex 35 con y sin dividendos
Desde que tenemos datos, 22 de abril de 2010, el Ibex 35 como índice de precios sin contar dividendos ha perdido unos 3.200 puntos, que en términos porcentuales representa un 29,7%. El Ibex 35 con dividendos ha perdido 3.691 puntos, o un 18,6%, mucho menos que el Ibex 35 normal. Para finalizar señalar que el Ibex 35 con dividendos netos (eliminados los impuestos) ha bajado 3.787 puntos que representan un 20,5%.

¿Con qué índice nos quedamos como referencia? Luis Francisco Ruiz, analista de Esatrategiasdeinversion.com, considera que la mejor referencia para el es “uno que incluya los dividendos recibidos eliminados los impuestos, es decir, el Ibex 35 con dividendos netos. Para ser algo más justos habrían que restar los costes de compra / venta que conllevarían los ajustes en el índice y los costes de depósito”. Al incluir los dividendos recibidos en su cálculo se refleja mucho mejor la rentabilidad que se obtiene invirtiendo en Bolsa.