La curiosidad de esta divergencia está en que el índice de semiconductores ha superado la resistencia del rango de 'trading' en tanto que el S&P 500 no ha hecho aun lo propio respecto a los máximos de mes, explica el departamento de análisis de Renta 4.
Gráfico que muestra la divergencia entre el S&P500 y el índice de semiconductores:





la curiosidad estriba en la superación del índice de semiconductores de la resistencia del rango de “trading” formado tras las caídas de agosto, mientras que el S&P500 no ha hecho aún lo propio con respecto a los máximos marcados a finales de ese mes. Podría ser una lectura adelantada sobre el devenir del S&P500 que tendremos que ir confirmando en los próximos días.