Los títulos de DIA y ArcelorMittal se convierten en los que más bajan, y suben, en lo que va de año.  A pesar de tener un recorrido tan dispar, ambos valores siguen contando con potencial de revalorización a los precios actuales.

 

 

 

ArcelorMittal es el valor del Ibex 35 que más posiciones gana en lo que llevamos de año. Una subida de más del 18% que deja sus precios por encima de los 30 euros. A favor de la compañía juega el hecho de que haya mejorado sus estimaciones a lo largo de todo el ejercicio. Si a comienzos de año estimaba un beneficio de 3.844 millones de euros, ahora esa cifra la supera en 1.000 millones, lo que supone un 35% más. Esto ha llevado a que la acción haya marcado máximos de cinco años .

Esto ha hecho que cada vez más firmas de análisis opten por mejorar el precio objetivo de la compañía. De hecho, las últimas estimaciones apuntan a un precio de 33,44 euros, por encima de los 33,40 euros estimados hace un mes o de los 32 euros que fijaba el consenso en el mes de febrero. Esto deja un potencial para la compañía por encima del 7%. Tal y como informa el departamento de análisis de Estrategias de inversión en su análisis sobre los valores del Ibex 35 “el valor mantiene vigente el contundente avance en favor de las compras resolviendo el área de resistencia intermedia com­prendida en torno a los 29,225 / 28,79, permitiendo al precio a ata­car máximos anuales en un entor­no incuestionablemente alcista”, reconoce Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión.

 

 

Desde un  punto de vista técnico, los indicadores en bolsa le otorgan una puntuación de 7,5 sobre 10 en un valor que está en tendencia alcista a medio y largo plazo, momento total que es positivo y volumen que es decreciente en todos los plazos.  

 

 

Los títulos de DIA presentan justo la imagen contraria. Unos resultados peores de lo esperado con un desplome del 74% en su beneficio neto atribuido, hasta los 4,4 millones de euros, hicieron perder al valor en bolsa  cerca de un 9% en una sola sesión, la mayor caída en su  historia bursátil y que le dejó con pérdidas en el año. De hecho, es el único valor del Ibex que cotiza en negativo en lo que va de año.   Una caída en la facturación, según la compañía por el efecto calendario, y la depreciación por tipo de cambio, fueron algunos de los factores con los que la compañía justificó el descenso de su beneficio.

Desde un punto de vista técnico, los expertos  reconocen que el nivel de 3,30 euros es clave para la distribuidora alimentaria si no quiere perder posiciones de forma directa hasta los 2,75 euros.  Roberto Moro, de Apta Negocios reconoce  que la compañía “es de los pocos valores que está yendo a buscar niveles de corrección proporcional de lo que fue todo el impulso que nació en julio de 2016 y este tenía una zona muy clara de control en los 3,85 euros, un soporte de largo plazo, fueron los mínimos del Brexit, los mínimos de 2017 y el precio, tras la última caída hizo mínimos en 3.30 euros e hizo un pullback justo en esa zona y no ha podido con ella”- El nivel clave a vigilar a corto plazo son los 3.30 euros y si los pierde, hasta 2.75 euros no pararía. Y el aspecto sigue siendo muy feo sin mejorar hasta que veamos niveles por encima de 4 euros”.

De los 27 analistas que cubren el valor, ocho optan por recomendar su compra frente a los 11 que se mantienen neutrales y los ocho que se muestran partidarios de lanzar la “venta” o “fuerte venta” sobre el valor. El precio objetivo se sitúa en los 4,26 euros, lo que supone un potencial del 24% desde los precios actuales.

 

 

Los indicadores técnicos de la compañía han cambiado recientemente de fase de ciclo en bolsa – de rebote a bajista – con una puntuación de 2 sobre 10. La compañía se presenta con una tendencia de largo plazo que es bajista, a pesar de la reacción al alza en el plazo más corto, con momento total que es negativo y volumen y volatilidad que animan a seguir viendo caídas en el valor.