Roberto Moro, de Apta Negocios visita el plató de la bolsa de Madrid para hablar de la situación técnica de  los mercados cuando el Ibex 35 se coloca por encima de los 10.270 puntos.  Los resultados empresariales impulsan sobre todo a algunas socimis y ACS además de algunas entidades como Caixabank.

¿Cómo ve la situación del petróleo?

Muy alcista. Ya me lo parecía antes de la última noticia – salida del acuerdo por parte de EEUU del acuerdo de Teherán – porque circulaba por la parte alta del canal alcista en el que estaba inmerso el precio y ahora sí lo ha roto. Todo lo que sea permanecer por encima de 70 dólares abunda en un escenario en el que, solo con que vaya a buscar la proyección mínima que es la anchura del canal, estaríamos hablando de búsqueda de niveles de 77 dólares que, por otro lado, es el 0,618% de Fibonacci a toda la caída desde los máximos de  2014 de la zona de 108. Es un objetivo más que razonable y tan importante de resistencia que puede que actúe de imán para el precio y todo esto sigue vigente mientras el precio siga por encima de niveles de 68 dólares.  

El Ibex se mueve por encima de los 10.270 puntos. ¿Cuáles son los próximos objetivos?

No tiene otro objetivo que no sean los máximos de este año, en la zona de 10.660 puntos. El que sea  capaz de ir por encima o no dependerá de que el DAX sea capaz de romper sus máximos históricos y que también haga lo propio el Nasdaq, es el que más tarde se ha sumado a la fiesta alcista en el corto plazo. El Nasdaq ha roto bien la formación triangular en la que estaba metido, que no considero grave porque estaba muy cercano al vértice, pero sí parece capaz de ir a buscar como mínimo sus máximos históricos en 7.185 puntos y ahí ya veremos cómo funcionan las cosas. Primordial que a corto plazo permanezca por encima de la zona de 6.800 puntos.  Hoy por hoy todo hace indicar que el escenario sigue siendo de continuidad en el rebote.

¿Dónde ve los soportes en el Ibex?

Para mí la única importante son los 9.900 puntos. Quizás la tangencia con la directriz alcista actual, en la zona de 10.100 puntos, pero son niveles menores. 9.900 sí es un soporte de consideración al igual que lo es la zona de 12.800 del DAX aunque son más relevantes para certificar que se ha dado la vuelta la zona de 12.600 puntos.

DIAse desplomó ayer tras publicar resultados. ¿Cómo ve el gráfico de la  distribuidora?

Feo, sobre todo porque a corto plazo es de los pocos que está yendo a buscar niveles de corrección proporcional de lo que fue todo el impulso que nació en julio de 2016 y este tenía una zona muy clara de control en los 3,85 euros, un soporte de largo plazo, fueron los mínimos del Brexit, los mínimos de 2017 y el precio, tras la última caída hizo mínimos en 3.30 euros e hizo un pullback justo en esa zona y no ha podido con ella. El nivel clave a vigilar a corto plazo son los 3.30 euros y si los pierde, hasta 2.75 euros no pararía. Y el aspecto sigue siendo muy feo sin mejorar hasta que veamos niveles por encima de 4 euros.

Este viernes han publicado ArcelorMittal y Acciona. ¿Cómo están ambos valores por análisis técnico?

ArcelorMittal lo ha hecho muy bien pero debemos pensar que la zona de 30,65 euros son sus máximos de todo el año y al tiempo resistencia horizontal importante porque fue una barrera con la que no pudo a comienzos de 2013, lo intentó a comienzos de 2014 y a estos niveles a los que está actualmente, si tuviera posiciones vendería.

Acciona lo veo bastante más indefinido no sólo por la sesión de hoy sino porque no es capaz de superar la resistencia que ha servido en dos ocasiones para detener el avance del precio y para provocar el último gran impulso bajista, en los 70,50 euros. Es el único nivel por encima del cual se puede recuperar la confianza de corto plazo. Mientras tanto estaría pendiente de que aguante el soporte de 67 euros y más importante, el 65,40.

También ayer presentó ACS con un incremento del beneficio del 7,4%. Es una de las compañías que mejor lo hace en lo que llevamos de año. ¿Cómo ve el gráfico de la constructora?

Muy bien. Puede seguir tirando al alza. De hecho, el movimiento que hizo ayer se puede interpretar como un pullback a los anteriores máximos históricos en 35,30 euros y por lo tanto cumplido y nuevamente para arriba. Por encima de 35,30 euros es terreno abonado para construir nuevos máximos.