La corrección desde 6,2 euros ha roto la media correctiva desde los mínimos de junio, por lo que es probable estemos ante una estructura correctiva de mayor complejidad, y los rebotes sean oportunidades de venta, pensando en unas semanas.

De hecho, el cierre mensual de marzo ha envuelto a la baja el mes anterior, lo cual suele ser preludio de más caídas. Los rebotes tienen a corto plazo resistencia en 5,75 euros. La media móvil que guía la normalidad correctiva desde su salida a bolsa marca soporte clave en 5 euros, nivel que se corresponde con un 38% de corrección al impulso que nace en los mínimos de junio 2012.

Recomendación: VENDER REBOTES (visión 2 meses).