DIA ha cerrado el ejercicio 2012 cumpliendo los objetivos que se marcó al principio de año. Las ventas brutas bajo enseña han crecido un 6,7% a tasa constante hasta los 11.679 millones de euros, gracias al tirón del negocio en Iberia y en países emergentes como Brasil y Argentina.
 En España, la facturación ha alcanzado los 4.920 millones de euros lo que representa una mejora del 5,4% gracias al buen funcionamiento de todos los formatos.

“A pesar de que nos enfrentamos a retos en este 2013, creemos que seremos capaces de resolver las dificultades concentrando el esfuerzo inversor en nuestras regiones de mayor crecimiento. Las prioridades de DIA para el próximo ejercicio serán la aceleración en el ritmo de aperturas en Brasil y reforzar el perfil de proximidad en España con nuevos formatos complementarios”, declara Ricardo Currás, consejero delegado de DIA

El beneficio neto ajustado se ha situado en los 190 millones de euros con un incremento del 19,3% con respecto a 2011 gracias a la buena marcha del negocio. El EBITDA ajustado creció un 9,4% a tasa constante hasta los 609,5 millones de euros, el EBIT ajustado, por su parte, se ha situado en los 330,5 millones de euros con una subida del 14,3%. La red de tiendas al cierre del pasado ejercicio se ha situado en 6.914 establecimientos. Si se incluyen las tiendas de la adquirida Schlecker el parque alcanza las 8.000 tiendas.

El consejo de administración de DIA propondrá en la próxima Junta General de Accionistas el reparto de un dividendo de 0,13 euros brutos por acción, lo que representa un incremento del 18%. Además, la compañía propondrá igualmente la amortización del 4,16% del capital en autocartera.

Para el periodo 2013 - 2015, la compañía espera mantener un crecimiento del beneficio por acción (BPA ajustado) de dos dígitos.