El banco franco belga Dexia logró un beneficio de 251 millones de euros en el primer trimestre del año, tras la pérdida histórica de 2.603 millones registrada en los tres últimos meses de 2008. La entidad había logrado un beneficio de 289 millones durante el primer trimestre del año anterior, cuando aún no le había afectado la crisis financiera, indicó la entidad en un comunicado.
Añadió que la crisis tuvo un impacto negativo de 431 millones de euros en el resultado neto entre enero y marzo, debido a las depreciaciones y pérdidas en las carteras de inversión de las actividades de seguros.En cambio, las divisiones de banca al detalle y comercial contribuyeron con 354 millones de euros al resultado neto. El presidente del consejo de administración, Jean-Luc Dehaene, señaló que Dexia se encuentra "en la buena vía" después de "la crisis excepcional que golpeó al grupo en 2008".

Dexia registró una pérdida neta de 3.300 millones de euros en 2008 como consecuencia de la crisis financiera, y la entidad tuvo que ser recapitalizada por los estados de Bélgica, Francia y Luxemburgo con 6.400 millones de euros.

Dexia es una entidad especializada en la financiación de las corporaciones locales.