La entidad financiera Dexia será rescatado en su totalidad por el Gobierno de Bélgica por un valor de 4.000 millones de euros, según informa el diario belga 'La Libre'.

En una rueda de prensa esta madrugada , el primer ministro belga, Yves Leterme, ha expresado su satisfacción por el acuerdo alcanzado, ya que elimina los "riesgos" que suponen para la economía la situación de Dexia.

Se creará un "banco malo" que se hará cargo de los activos tóxicos de Dexia. Los fondos de esta entidad residual estarán garantizados por Bélgica (60,5 por ciento), Francia (36,5 por ciento) y Luxemburgo (3 por ciento).

Por su parte, el ministro de Finanzas belga, Didier Reynders ha matizado que el banco pagará 270 millones de euros al Estado por esta garantía.

Está previsto que hoy sobre las 9:00 de la mañana los representantes de Dexia den una rueda de prensa.