La entidad alemana Deutsche Bank venderá hasta 20.000 millones de dólares (12.630 millones de euros) en deuda apalancada a un grupo de inversores privados, según informa hoy el diario estadounidense "The Wall Street Journal". La semana pasada, el diario informó de que Citigroup planea vender 12.000 millones de dólares (unos 7.700 millones de euros) en préstamos apalancados a Apollo Management, TPG Capital y Blackstone Group.
El movimiento implica un gran paso para recortar la deuda corporativa del banco que está asfixiando sus balances y dar impulso así al negocio de nuevos préstamos. Los bancos europeos y estadounidenses incurrieron en ingentes deudas para ayudar a financiar el boom de operaciones corporativas con financiación apalancada, pero desde la explosión de la crisis del crédito el pasado verano la demanda de bonos y créditos de alto riesgo se secó, lo que dejó a numerosas firmas con miles de millones de deuda no deseada. Sin embargo, mientras Citigroup está buscando compradores para el paquete de bonos y deuda, Deutsche pretende liquidar su deuda en parcelas, según informaron fuentes cercanas a la operación. Al parecer, el banco alemán estaría manteniendo negociaciones con las mismas firmas interesadas en la deuda de Citigroup, Apollo Management, TPG Capital y Blackstone Group, aunque también estaría manteniendo conversaciones con Bain Capital y Sankaty Advisors. No está claro aún el precio que pagarán estos bancos por la deuda de la entidad alemana, aunque se baraja la cifra de 90 centavos sobre dólar. Deutsche Bank y Citigroup son las dos entidades con mayor balance de deuda apalancada para financiar operaciones corporativas, con 35.000 millones de dólares (22.091 millones de euros) y 43.000 millones de dólares (27.139 millones de euros) respectivamente