Los efectos de la crisis creditica comienzan a tomar forma y se modelan en compañías como Banesto, Bankinter y Sabadell. Deutsche Bank ha recordado en un 11% el precio objetivo de los títulos de Banco Sabadell (a 11 euros), Banesto (16 euros) y Bankinter (11.6 euros) a la vez que han rebajado su valoración de los títulos de Banco Pastor (15,7 euros) y Banco Popular (14.5 euros). Aunque la recomendación del banco alemán pasa por mantener la banca mediana, Banco Pastor es el único que se ha beneficiado de una recomendación de compra tras la fuerte penalización de los títulos.