Deutsche Bank obtuvo un resultado consolidado de 48,3 millones de euros en España en el ejercicio 2009, lo que significa un descenso del 10% en relación al año anterior, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El resultado de la actividad de explotación disminuyó un 44% y se situó en 65 millones de euros, mientras que el margen bruto se mantuvo prácticamente sin variación en 585,7 millones de euros.

En cuanto al margen de intereses, experimentó un crecimiento del 23% y se colocó en 366 millones de euros, al tiempo que destaca el aumento de los rendimientos de instrumentos de capital, desde los 2 millones de 2008 hasta los 440 millones en 2009.

Según figura en la página web del organismo supervisor de los mercados, los administradores de la entidad percibieron una remuneración total de 4,7 millones de euros, lo que supone más que duplicar (+176%) los 1,7 millones de 2008.