El banco germano Deutsche Bank obtuvo un beneficio neto de 2.255 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que supone multiplicar por más de cuatro su resultado del primer semestre de 2008, informó la entidad, que incrementó su cifra de negocio un 51%, hasta 15.181 millones de euros. No obstante, Deutsche Bank sextuplicó las provisiones por créditos fallidos, hasta 1.526 millones de euros, mientras que logró reducir un 13% sus activos, hasta 1.733 millones. Asimismo, la entidad alemana mejoró su ratio de solvencia Tier 1 hasta el 11%, frente al 9,3% del mismo periodo de 2008.