La empresa alemana de ferrocarriles (Deutsche Bahn) retrasará su salida a Bolsa, prevista para el próximo 27 de octubre, ante las condiciones desfavorables del mercado. Según adelantó hoy el diario Financial Times Deutschland en su edición on-line citando fuentes del Ministerio de Finanzas, la privatización parcial de la empresa se postergará "como muy pronto en noviembre". La compañía ha declinado hacer comentarios al respecto, pero anunció una rueda de prensa para última hora de la tarde. El titular de Finanzas, Peer Steinbrück, ya expresó este fin de semana sus dudas acerca del momento para la salida a Bolsa de la compañía ante la "extrema dificultad" de encontrar en estos momentos inversores dispuestos a pagar un precio razonable por las acciones de la compañía. El precio de la acción no ha sido aún fijado.