El responsable de UBS para América, Martin Liechti, fue detenido en abril en EEUU en relación con una investigación del Gobierno estadounidense sobre posibles delitos fiscales de algunos de sus ciudadanos asesorados por el banco, según Financial Times Liechti fue arrestado en Miami y las autoridades investigan si el banco suizo ayudó a ciudadanos estadounidenses a evadir impuestos en su país. UBS ha reconocido que un miembro de su plantilla había sido detenido en EEUU, aunque eludió dar su nombre.
UBS, con sede en Zurich, declinó confirmar el nombre del afectado, pero reconoció que un miembro de su plantilla con cargo de responsabilidad había sido "detenido brevemente" por las autoridades estadounidenses. El banco subrayó en un comunicado recogido por el periódico que su empleado no había sido acusado de ningún delito, sino sólo detenido como testigo, por lo que deberá permanecer en EEUU hasta que lo consideren necesario los responsables de la pesquisa. La pesquisa examina qué tipo de asesoramiento de inversión prestó UBS a los clientes estadounidenses de banca privada entre los años 2000 y 2007, indica el periódico. UBS también confirmó que está siendo investigado por la Comisión de Intercambios y Valores de Estados Unidos sobre si asesores del banco basados en Suiza llevaron a cabo actividades financieras con sus clientes estadounidenses que hubieran requerido que el banco se pusiera en contacto con la comisión. Fuentes consultadas por el periódico señalaron que la detención del banquero en Miami -ciudad en la que posiblemente se encontrara para hablar con clientes clave- es una táctica agresiva que podría tener la intención de presionar a UBS para que revele sus prácticas comerciales. El banco suizo cerró sus operaciones con clientes estadounidenses desde Suiza el pasado noviembre, con la pérdida de 70 puestos de trabajo, pero aseguró que la medida no respondía a ninguna petición de EEUU. El director ejecutivo de UBS, Marcel Rohner, declinó el martes en una entrevista hacer comentarios sobre la detención del empleado, pero, según el Financial Times, reconoció que las operaciones transfronterizas con EEUU están llenas de restricciones, por todas las regulaciones y requisitos en vigor. La investigación estadounidense es otra preocupación para UBS, que el martes informó de que perdió 11.535 millones de francos (7.070 millones de euros) en el primer trimestre del año.