Oracle ha registrado una caída en las ventas de hardware, aumentando la preocupación del mayor fabricante de software de base de datos del mundo, ya que puede que no se beneficien tanto como se había pronosticado de la compra de Sun Microsystems.


Las ventas de hardware se redujeron un 6% hasta los 1.160 millones de dólares, según ha informado la compañía con sede en Redwood City, California. La empresa había pronosticado en marzo, un aumento de entre el 6% y el 12%.

El presidente ejecutivo, Larry Ellison compró el año pasado Sun para capitalizar la demanda de los servidores y de las bases de datos utilizadas en los centros de datos. Si bien los resultados de hardware pueden reflejar el esfuerzo de Oracle para recortar las máquinas menos rentables, éstos fueron lo suficientemente decepcionantes como para eclipsar los beneficios en los resultados y en las ventas de nuevas licencias de software que fueron mejor de lo previsto.

"Este es realmente el primer año completo para comparar el negocio del hardware, y ha comenzado con mal pie", ha afirmado Josh Olson, analista de Edward Jones, en Des Peres, Missouri.

El margen bruto de hardware, una medida de rentabilidad, se elevó al 56% en el cuarto trimestre frente al 46% del año pasado, una señal de que Oracle está abriendo camino en la venta de máquinas con un mayor margen.
Oracle está añadiendo personal de ventas, preparando nuevos equipos a la venta este año y lanzando contratos de soporte de hardware para aumentar las ventas de las máquinas de Sun, de acuerdo con lo dicho por los ejecutivos de la empresa en declaraciones a Bloomberg.

El beneficio excluyendo ciertos gastos ha sido de 0,75 dólares por acción en el trimestre que finalizó el 31 de mayo. Ha sido superior a la estimación de los analistas que preveían un beneficio de 0,71 dólares. Las ventas subieron un 13% hasta los 10.800 millones de dólares, coincidiendo con las previsiones de los analistas.

Las ventas de hardware podrían recuperarse en este cuatrimestre, que termina en agosto, según ha dicho la directora financiera de Oracle, Safra Catz. Las ventas de hardware pueden variar entre una subida del 5% o una caída del mismo porcentaje.

Oracle pierde un 3,97% y se sitúa en los 31,17 dólares por acción en el Nasdaq. La compañía había subido un 3,7% este año hasta el día de hoy.